pertenezco a netwriters la mejor red social de escritores

pertenezco a netwriters la mejor red social de escritores
No dudes en unirte a nosotros

miércoles, 24 de marzo de 2010


Judas.


Lo tengo claro, absolutamente claro. Lo que voy a hacer es lo correcto. Este hombre es un traidor. No se puede ir por ahí diciendo lo que dice y dejando a tanta gente en la estacada... Porque muchos creímos en él; esta tierra lleva mucho tiempo buscando un líder y él hubiera podido serlo porque tiene algo en la mirada, tiene algo; y sus palabras arden en los oídos, resuenan dentro como un látigo. No hay más que recordar aquel día en el monte, si hubiese querido, se habría alzado a su alrededor un auténtico ejército contra el invasor. Pero no, se pone a hablar de los débiles, de un reino que nadie sabe dónde está, y de los pacíficos, sobre todo de los pacíficos ¡con lo exaltados que estaban los ánimos!
Está lleno de buenas palabras, no digo que no, pero necesitamos otro tipo de hombre: un libertador, palabras ya las dijeron los profetas y no arreglaron nunca nada.
Y, sin embargo... tiene algo en el gesto. Recuerdo el día en que aquel centurión se acercó a él para pedirle que curase a su siervo. ¡Un romano! Que sí, que Roma nos había construido una sinagoga. Pero un enemigo es un enemigo y aquel hombre lo era. ¡Y además para un siervo! Como si no hubiese suficientes de los nuestros que atender.
Si, lo tengo claro... pero hay algo en su voz... Cuando se dirige a los niños, a los viejos, a nosotros mismos que somos ya hombre curtidos, no sé... hay algo.
A pesar de todo ello, tengo que hacerlo. No es por el dinero, ya ves, sólo son treinta monedas, un símbolo más que nada. Es por el bien de nuestra tierra, por todos los que amamos la libertad. Nuestras esperanzas están en juego. Y sin embargo tiene algo que...

15 comentarios:

Alejandro dijo...

Extraordinario, Soledad. Me quedo con ese narrador testigo del que todos han hablado siempre, pero al que nunca le han pedido opinión, ni siquiera para contar la historia como él la vio. Tú le has dado la palabra en ese parlamento tan poco imparcial, que predica el cuento desde el punto de vista de siempre.

Besos.

Alejandro

Jesús Arroyo dijo...

¡Para un siervo! Se le ocurren unas cosas...
Mira que tiene letra el cabroncete de Judas... y yo me pregunto a mi mismo sin encontrame respuesta por los rincones ¿y si todo esto es mentira? porque, lo mismo, se le ocurrió la historia a un túnica y nos tiene aquí, comulgando con los catecismos... Anda que...

Soledad, montoncito de besos para su persona.

La Solateras dijo...

Ya era hora de que conociéramos la versión de Judas. Y es una visión muy original eso de echar de menos un liderazgo más firme, más mano dura y menos pacifismo es lo que hace falta, dicen; siguen diciendo.

Pero ciertamente se vendió por poco, vistos los niveles de corrupción actuales. Todo se puede mejorar.

Eres genial, Sol.

Muchos besos.

Soledad Serrano dijo...

De veras, gracias a todos por los comentarios. Lo que me apetece plantear siempre es el tema de si el fin justifica los medios. La utilización por parte de políticos, salvadores, revolucionarios, de cualquier circustancia para su beneficio y no el de los demás. Jesús es un personaje polémico, un judío apocalíptico que ha sido muy tergiversado y manipulado. Lo que nadie duda es que fue un personaje extraordinario. la fe es otra cosa y en eso no me meto.
Me fascina, os lo juro, el porqué de los actos de los seres humanos. Si, a veces, no fuera trágico, sería apasionante estudiarlos una y mil veces. Soledad

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

No sé si es amor privado pero se me caen las calicatas cada vesz que te leo.
A ver si aprende el personal ¡leñe!
A mi no paras de sorprenderme.
Enrique

Rosa dijo...

Querida Sol de mi noche y cada día… Es un placer tan grande leerte, que ha convertido mi noche en algo así como la exaltación de la primavera, sin haber florecido aún los cerezos.

¿Sabes? a mí también me gusta observar a la gente y tratar de entender el por qué de sus reacciones.. La verdad es que casi nunca busco la razón de ellas, sino su gesto: el brillo de sus ojos –o no-, la forma de levantar la cabeza –o no-, la tristeza, inseguridad –o no- de cada movimiento de su manos…
Todo ello me lleva a veces a creer que, estas reacciones pocas veces se corresponden con aquello que teóricamente las provocó y mas bien es la consecuencia del momento que nos está “tocando” vivir y que necesitamos cargar en los hombros de cualquiera que no seamos nosotros….
La lástima es que casi siempre elegimos como “carguero” a quien menos molesta..

Te quiero princesa de la luz

Emilio dijo...

Bien, Soledad, bien. Literatura, una vez más, de la buena. De la que deja huella y no se olvida.
Judas, un revolucionario violento, se carga a Jesús, un iluminado pacifista, porque cree que es su deber y es bueno para su pueblo.
Aunque..."ese Jesús, sí, es cierto, tenía algo..."
Bueno, chicos, ¿cuando damos el próximo golpe?
Por cierto, un traidor es un traidor, ¿verdad Yoyes?
("Yoyes" , alias de Dolores González Katarain, fue dirigente de la organización Euskadi Ta Askatasuna. Se arrepintió de su postura y se retiró de ETA. Nacida en Ordicia (Guipúzcoa) el 14 de mayo de 1954 fue asesinada por la misma ETA el 10 de septiembre de 1986. Fue la primera mujer, dirigente del grupo, muerta a manos de la propia organización, acusada de traición).
Un beso, Soledad, eres una escritora increible. Perdón por traer a colación, al lado de Jesús, a una víctima más, ya casi olvidada, que no tuvo ni siquiera la posibilidad de arrepentirse y seguir los dictados del corazón.
La intolerancia...¿cuando acabará la Humanidad con esta terrible lacra?. Porque, y eso es lo más triste, al final dan lo mismo tirios...que troyanos o romanos. Estos terminaron, sin violencia, siendo los mayores defensores del cristianismo. Y Judas y los zelotes nunca llegaron a ver una Judea mejor que la que tenían.

Ninguna idea, ninguna bandera, vale una muerte, como dice Enrique en un gran poema. Fíjate cuántas lecturas, cuántas sugerencias tiene tu relato. Eso sólo lo consigue un gran escritor. Y tú, en femenino, lo eres.

Manuel dijo...

Gracias por introducir el tema, Emilio.

La figura de Judas es muy interesante. Creo (corrígeme, Sol) que Jesus pudo pertenecer a los Zelotes. Lo cierto es que la situación política y social de la época reclamaba a muchos una postura contundente contra el invasor, que estaba fuera y dentro.

¿Quien puede juzgar el acto de quien defiende a lo cree ser su Patria?. Peligroso razonamiento, ¿verdad?: los salvapatrias me ponen los pelos de punta: Hitler, Franco, Mussolini, Pinochet, Videla... Supongo que hay otros menos siniestros en la Historia, algún héroe que haya matado por causas que defenderíamos.

En cualquier caso, mi adorada Sol, me encantaría que nos fueses dejando aqui (seguro que a Emilio le encantará la idea) algún rastro de esos "apócrifos" de los que yo, personalmente, tan poco se. Posiblemente su lectura nos pueda aproximar a la realidad de la época fuera del contexto manipulado por la historia "oficial".

Gracias por tu magnífico escrito. Un beso muy cercano.

Emilio dijo...

Me parece superinteresante lo que apunta Manuel...y sí, Soledad, seguro que tú sabes un montón de esa historia territorial judía que nos escatiman muchos...Quizás has empezado con un tema literario ( precioso y bien escrito ) pero que tiene, indudablemente, otras connotaciones humanas, sociales y politicas, apasionantes. Tú, que tanto sabes de Historia, igual, como dice Manuel, podrías aclararlas y ampliarlas. Un nuevo buen debate, ¿no?: patría y territorio, ó nación y territorio, el problema judio desde ese punto de vista, la verdad histórica de Judas y Jesús...el tema de los zelotes y otros grupos rebeldes, el papel de los sacerdotes...La mezcla de fábula y realidad...Es un tema apasionante. Con tiempo sería estupendo que nos contaras algo. Un beso.

antonio castillo dijo...

Muy a propósito tu entrada, Soledad, ya que estamos en Semana Santa, y sería interesante hablar un poco aquí de ese gran personaje, cuya existencia real no puede poner en duda hoy ningún historiador serio, puesto que hay fuentes escritas que le citan absolutamente independientes de lo que llamamos Historia Sagrada. Gran parte de sus avatares y la mayoría de los personajes que se dice le acompañaban son muy probablemente tan auténticos cómo él, y así también su trágico final y el pobre hombre que le traicionó. Aunque la mayor parte de su mensaje ha sido manipulado por los poderes oficiales de todos los tiempos, la esencia del mismo ha llegado hasta nosotros, el Amor, con mayúsculas, la más importante Razón del Universo. ¿Quién era? El así mismo, nunca se consideró Dios, sino su hijo (Y luego las mentes pensantes de los "supersabios" estimaron que era su único Hijo, cómo si Dios no pudiera tener familia numerosa). Pues si todos somos los hijos de Aquel, ha de ser así por definición, a Jesús lo podemos considerar antes que nada, nuestro hermano mayor, que no es poco.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Hay que ver qué cosas tan sesudas te comentan. Tienen razón. Pero me voy a permitir una boutarde de las mías...
¡Chicos! ¡a fastidiarse tocan! ¡que esta chica inteligente y guapa es cosa mía! Si vierais las cosas que dice cuando estamos desayunando... ¡pura inteligencia, oye! ¡y en buena cáscara!
Suerte tengo.
Enrique

Anónimo dijo...

Eso de que es sólo tuya...pero hábrase visto que insolidaridad, egoismo, sentido posesivo, pero bueno...pues que sepas que tendrás que discutirlo con unos cuántos amigos/as de este espacio multipersonal... pero que muy en serio...Eso sí, lo de los desayunos imprime caracter, oiga...

Port

Jesús Arroyo dijo...

¿Puedo?
Me refiero, querido Enrique, a desayunar una mañanita con Soledad.
¡Abusón!
Pero... ¿por qué contra le pregunto yo a Enrique?
Soledad, ¿me invitas una mañanita a desayunar? Dejamos a Enrique limpiando la casa, cofia en pelo y plumero en mano.
Bueno, venga, que nos acompañe.

media luna dijo...

Tiene algo que le llevó al suicidio. Nunca me creí lo del olivo, que todos sabemos que las piernas nos llegarían al suelo y sería complicado. Pero igualmente se suicidó, o eso fue lo importante. La noticia que vaya ud a saber si fue cierta! Y sin embargo hay algo en toda esta historia que parece tener una moraleja. Todas las historias parecen tenerlas. Quizá sea que ese hombre nos dió la clave de la única manera que podríamos sobrevivir a tanta catástrofe, Pero total, no es por dinero. Entonces quizá sólo sea por poder o por maldad.
Ay Soledad, es que me impresionó encontrar tu blog y más aún poder leer relatos tan bellos. Voy ahora mismo a leer la ratita presumida para aprende a contar a mi niño, el cuento de otro modo. Yo diría que más solidario, pero todavía no lo he leído.
Un placer pasar por aquí,
Carmen Jiménez.

Rosa dijo...

Mi dulce Sol, qué alegría me da verte aquí de nuevo y mucho más poder leerte. Interesantísimo este estudio que nos cuentas y ¡qué bien contado!. Hay algo que no termino de encajar bien en esta comparación, porque si no lo he entendido mal, los primates discriminados dejaron de trabajar como protesta a la desigualdad. Desgraciadamente en este mundo que vivimos, somos capaces de aceptar que nuestro salario sea inferior al de otros que realizan un trabajo que requiere un menor esfuerzo y/o menor responsabilidad, porque el mero hecho de tener trabajo y un sueldo digno nos conforma. Es aquello, que tristemente he oído en más de una ocasión, de “la empresa da trabajo que ya es bastante”.

Me temo que el momento que estamos viviendo nos ha dejado la autoestima a tal nivel, que ya no nos quedan fuerzas siquiera para indignarnos y mucho menos para poder pararnos. Creo que hoy más que nunca envidio a los monos.

Gracias mi Sol de cada día. Te quiero tanto o más hoy